“Mano a mano” exclusivo con el “hombre fuerte de la soja”

Escrito por: Grupo Los Grobo el 24 agosto 2017 a las 10:31

Visitó ayer Santiago, en el marco del proyecto “El Futuro es el Monte”. Habló del país y del Gobierno.

Uno de los empresarios más poderosos del país, vinculado al sector de la agroindustria, estuvo ayer de visita en Santiago del Estero.

Gustavo Grobocopatel, productor sojero y de trigo por excelencia, llegó a Santiago del Estero sin hacer demasiado ruido, pero fue Nuevo Diario que lo descubrió en una reunión de una iniciativa público-privada denominada “El Futuro es el Monte”.

“Estamos aquí y se movilizó mucha gente trabajando en esta idea del Futuro está en el Monte que es encontrarle la vuelta al desarrollo humano, económico y social de una amplia zona que es el Gran Chaco”, explicó al Multimedio sobre su visita.

“Hice varios viajes al Chaco salteño, a Formosa. Conozco de Santiago el folclore y la danza. Soy amigo de ‘Koki’ y ‘Pajarín’ Saavedra y admirador de Juan Saavedra. De la producción santiagueña conozco muy poco y por arriba. Más hacia el Este que es la parte más agrícola, de Bandera, más hacia Tucumán y recorrí el monte muy de paso, no me puse a respirar el monte”.

Consultado sobre si había posibilidades de que pueda invertir en Santiago, dijo convencido: “Por supuesto que sí” y que lo que hacen con la iniciativa de la que vino a participar con una reunión en Coopsol, entre otras actividades “es pensar juntos el sector público, privado, el sector social sobre las formas de desarrollo más sustentable”.

En la mirada de Grobocopatel tenemos “un país lleno de oportunidades que hemos sabido desaprovechar. Es fantástico, pero la sociedad ha creado pobreza. Tenemos un gran desafío por delante, que es activar profundamente el sistema productivo, crear trabajo digno, incluir, desarrollarnos, integrarnos al mundo y, al mismo tiempo, crear un sistema político con controles, que no seamos la sociedad de rehenes o esclavos del sistema político. Son muchos desafíos por delante”. Confió en que siempre que se lo requiere para dar cuenta de lo que piensa o trabajar por el país asiste a las convocatorias. “En general, converso con las autoridades y con la oposición. En este momento participo activamente en una comisión en el Ministerio de la Producción sobre competitividad y productividad y estoy cerca del Ministerio de Agroindustria, Ciencia y Trabajo”.

“Hay muchos que no comprenden al país”

La mirada del mundo hacia el país es otro de los temas abordados durante la extensa entrevista a Grobocopatel.

“Bueno, hay distintas opiniones. Hay gente que nos mira con cariño, admiración, a la gente le gusta Argentina. Buenos Aires, la cultura, el tango, el folclore, el interior, ese es un aspecto. Hay otra gente que no puede creer, es que cómo en Argentina siendo el país que es y su potencialidad haya pobreza y no hemos podido resolver el problema. Creo que somos, en ese sentido, poco comprendidos”.

“Más que la realidad, cambió la expectativa”

La visión que tiene Gustavo Grobocopatel sobre el Gobierno nacional fue motivo de una de las consultas de Nuevo Diario. ¿Usted cree que los cambios en el Gobierno han sido tan importantes como ellos dicen o aún faltan hacer cosas?
— Faltan hacer muchas cosas. Creo que más que cambiar la realidad, lo que cambió es la expectativa y creo que lo que tenemos que hacer es, de alguna manera, marcar las expectativas con las realidades.

“El desafío es el valor agregado y esforzarse”

Respecto de quienes deben buscar las oportunidades de desarrollo para el país, Grobocopatel entiende que “el sector público tiene el liderazgo en esto. Tenemos una sociedad que decidió organizarse alrededor del Estado. Quienes habitan allí tienen la obligación y el compromiso de liderar”.

Respecto de lo que produce el país, resaltó que “somos 40 millones de argentinos y producimos para 400 millones y se puede crecer en la cantidad y calidad. Podemos producir más granos que —de hecho— estalló su producción, crecer mucho más, pero el desafío es el valor agregado, lo que se produce en Santiago transformarlo en carne de pollo, cerdo, lácteos y alimentos más procesados. Pero estamos cerca, no es fácil, hay que trabajar. Nos hemos mal acostumbrado, pensamos muchas veces que las cosas suceden sin esfuerzo y hay que esforzarse”.

“Uno no puede exportar, si no importa”

Otro tema de discusión nacional es si las importaciones son buenas para el país y si existe una dicotomía con las exportaciones.

“No hay una dicotomía. A veces uno está equivocado y piensa que es dicotómico. Uno no puede exportar, si no importa. Son dos caras de la misma moneda. Quien no exporta, no importa y quien no importa, no exporta. Es decir, cuando uno hace sustitución de importaciones también hace sustitución de exportaciones”. Además, afirmó que “en la globalización y el tiempo que vivimos, todo lo que signifique aumentar los flujos de intercambio de bienes, servicios, productos, conocimientos, capital, es progreso. Sin ser tonto”.


Fuente: nuevodiarioweb.com.ar

Continuar leyendo » · Sin Comentarios »


Envíe sus Comentarios

*