Con el crecimiento de la población y de su ingreso per capita, la demanda de comida y energía crece al mismo ritmo. La producción de ambos, comida y energía, debe mantener el paso pero en una manera sustentable a largo plazo (Por favor, lea nuestra declaración sobre producción de energía vs. producción de alimentos). Existe un entendimiento general entre los analistas de los asuntos internacionales en torno a que la producción de alimentos y energía van a ser las actividades líderes del futuro.

Y nosotros estamos en una posición imbatible para llevarlas a cabo.

Mercosur -el Mercado Común del Sur-, nuestro hogar, es el productor de soja más grande del mundo, y se espera que en algunos años más concentre la mitad del crecimiento en tierra arable del mundo. Contiene parte de la tierra más fértil del planeta y condiciones inmejorables para la producción agrícola. Asimismo, es un gran productor de biocombustible –considerado una de las energías más limpias– a partir de soja, maíz y caña de azúcar, tres cultivos típicos de nuestra región.