Las praderas de las planicies centrales de Sudamérica has sido bendecidas por la naturaleza excelentes condiciones de suelo se combinan con óptimos regímenes de humedad y lluvia y climas favorables.

Si bien la agricultura ha sido una actividad económica recurrente en esta región, en el último cuarto de siglo nuevas prácticas agrícolas como la siembra directa, la innovación genética y las mejoras en los insumos han permitido a los agricultores locales mejorar su eficiencia. Gracias a un conocimiento profundo de la región y de sus condiciones de producción, nuestra compañía ha sabido elegir las mejores tierras, asociarse a los productores más eficientes y usar las técnicas más adecuadas e innovadoras. Como resultado de ello, hoy tiene un potencial enorme en lo que se refiere a producción de alimentos y energía, y ya se encuentra trabajando para desarrollarlo plenamente.

Usted también puede ser parte de este proceso: Más. >