Una nueva manera de producir surgió de la mano de la soja “Roundup-resistant” . Roundup es un herbicida que impide el crecimiento de malezas invasivas sin que esto tenga efectos negativos para el ser humano o los animales. A principios de los años 90, los científicos se las ingeniaron para brindarle a la soja resistencia al glifosato para que el Roundup no tuviera efectos sobre sus cultivos. Sus semillas, incluso, generaron plantas resistentes al Roundup.

De este modo, los productores ya no necesitan combinar herbicidas sino simplemente rociar Roundup cuando aparecen las malezas. Gracias a ello, en Grupo Los Grobo pudo pasar a la agricultura continua con siembra directa, incorporando soja y su doble cultivo con trigo, utilizando tecnología para obtener altos rindes en función de tres pilares fundamentales: nutrición, genética y protección del cultivo.