Los productores sudamericanos solían arar la tierra para plantar las semillas y eliminar malezas. La remoción del suelo traía aparejados problemas como la erosión y la compactación, que provocaba que muchos productores adoptaran un sistema de rotación con ciclos de siete años en los cuales no se cosechaba ningún cultivo por cuatro largos años.

La siembra directa es un sistema que permite plantar, cultivar y cosechar sin remover la tierra. Aunque al principio presentó algunos desafíos, con el tiempo se comprobaron sus múltiples ventajas. La contribución principal de esta técnica es la posibilidad de desarrollar un doble cultivo secundario trigo-soja, que implica sembrar inmediatamente después de cosechar el cereal. Además, tiene menor impacto sobre el medioambiente puesto que ayuda a disminuir los efectos de la erosión del agua y del viento que degrada la tierra.

En las primeras etapas del desarrollo de Grupo Los Grobo la siembra directa era sólo una idea en la mente de un grupo de técnicos que planeaban reemplazar el paradigma de la producción basada en el arado mecánico.

A fines de los 80's empezamos a experimentar la siembra directa usando un inyector de semillas. Comenzamos con un segundo cultivo de soja, seguido de trigo sobre soja, y finalizamos con maíz, el grano más complicado para cultivar con siembra directa. Para la campaña 1991/92 el 100% del área sembrada fue cultivada mediante siembra directa.

En una región en la que los principales problemas para los productores era la pérdida de suelos a causa de la erosión del agua y el viento, el logro de Grupo Los Grobo fue incrementar la producción de una manera sustentable mediante la siembra directa, una tecnología revolucionaria para la época.

Los avances hicieron que la siembra directa fuera más práctica, productiva y rentable, y condujeron a la denominada tercer revolución de las Pampas, durante la cual la producción de Argentina prácticamente se triplicó en menos de 10 años.

Hoy se estima que más del 70% de la actual producción agrícola de la Argentina es llevada a cabo mediante siembra directa.