Somos uno de los productores de granos más grandes de América Latina, de acuerdo con datos provistos por grandes operadores del mercado.

Llevamos adelante nuestras actividades productivas utilizando las mejores prácticas, técnicas y tecnología disponible con el propósito de maximizar la productividad agrícola. La diversificación de cultivos y la distribución geográfica de nuestras actividades permiten un sistema de producción eficiente y flexible durante todo el año, incluso llevando a cabo la rotación de cultivos y una segunda cosecha (safrinha) con el fin de minimizar los riesgos climáticos potenciales de la región.

La actividad productiva es desarrollada de acuerdo con un modelo asset smart en el que los cultivos no perennes son generados en propiedades alquiladas o en sociedad. Utilizamos contratos de corto plazo y maquinaria tercerizada para los procesos de siembra, aplicación de agroquímicos y cosecha. De este modo, optimizamos las condiciones de mercado permitiendo la reposición de la capacidad productiva de los campos y una búsqueda estratégica de los productos más demandados. Así maximizamos el retorno sobre el capital invertido.

Asimismo, el arrendamiento de tierras y la siembra en sociedad permiten una diversidad productiva que, junto con la diversficación de los cultivos, conduce a una gestión agrícola sistemática, flexible y ágil. Este modelo logra economías de escala más grandes y un rápido incremento de las áreas sembradas, como queda demostrado por la alta tasa de crecimiento de la tierra cultivada por Grupo Los Grobo.