MENU

Los Grobo en los Medios

24 Junio, 2016
En 10 años la Altillanura tendría 3 millones de hectáreas de nuevos cultivos
Entidades del Estado en conjunto con la empresa privada avanzan en las gestiones necesarias para que los compromisos asumidos por la nación en un documento CONPES (Consejo Nacional de Política Económica y Social), se cumplan para el desarrollo de la altillanura. En ese sentido, se busca que los planes y programas especiales para la altillanura lleguen a tiempo.

En Altillanura de Colombia, Gustavo Grobocopatel, Presidente del Grupo Los Grobo de Argentina, indicó que si los planes llegan con el desarrollo a ésta región del país, es posible que en 10 años se estén extrayendo de la zona grandes cantidades de alimentos.

“Nosotros pensamos que si se dan una serie de cosas que son unas cuantas, en 10 años puede haber 3 millones de hectáreas nuevas en la altillanura. Nosotros tenemos la experiencia de Uruguay, en Uruguay se hacían 30 mil hectáreas de soya en el año 2003 y 15 años después se hace más de un millón y medio, o sea que eso es bastante rápido,”, aseguró Grobocopatel.

El ingeniero agrónomo indicó además que el crecimiento en producción de hectáreas cultivadas con soya en Uruguay, es un rendimiento que también se podría observar en Colombia, siempre y cuando se cumpla con un sinnúmero de requisitos como la infraestructura: “tiene que haber bienes públicos, tiene que haber financiación, es decir, no es fácil”.

Agregó que en la zona de la altillanura es posible que el costo de la preparación de la tierra ascienda a mil dólares por hectárea, unos 3 millones de pesos que tendrían que ser financiados por las entidades como el Banco Agrario y otras que inyectan recursos al sector.

La Altillanura sería el gran productor de proteínas vegetales

Grobocopatel señaló que una de las fortalezas que tiene el clima y la situación del terreno en la altillanura es que proteínas como la soya y el maíz se producen con mayor facilidad. Esto significa que esos cultivos podrían tener un gran potencial de producción, no solo para el consumo interno sino también para la exportación.

“Yo estuve contratado por el Gobierno de Colombia trabajando en la altillanura y aquí se puede hacer maíz, soya, arroz, cualquiera de esos cultivos que son la base de las proteínas vegetales, – no el arroz pero la soya y el maíz, sí – o  sea que la altillanura podría ser una gran fuente de proteínas”, dijo Grobocopatel.

El Presidente del Grupo Los Grobo puntualizó que en la altillanura se tienen que implementar mecanismos de producción apropiados a la región y la comparó con otras zonas productoras de alimentos en países como Brasil y Argentina.

“En Brasil los cerrados son alturas arriba de los 600 – 700 metros, la altillanura son alturas mucho menores, o sea que hay más temperatura, hay que desarrollar y experimentar, eso lleva un poco de tiempo pero no es difícil, se sabe cómo hacerlo”, puntualizó el Presidente del Grupo Los Grobo.

--
Fuente: altillanuradecolombia.wordpress.com

Volver